miércoles, 18 de diciembre de 2013

Esperando la Navidad.



En una gruta, en las afueras de la ciudad, Maria dio luz al Redentor.



Los primeros en conocer y adorar a Cristo fueron unos humildes pastores que oyeron la voz de un ángel “no temais; hoy ha nacido el Salvador”