lunes, 23 de junio de 2014

Esclavinas



“El hábito eclesiástico es un signo de consagración para uno mismo, nos recuerda lo que somos, recuerda al mundo la existencia de Dios, hace bien a los creyentes que se alegran de ver ministros sagrados en la calle, supone una mortificación en tiempo caluroso”
La esclavina o valona es un manteo corto de verano que, a manera de amplia muceta abierta, llega hasta más allá del codo.